Iván Fernández Domínguez

1 Nombre completo y edad
Iván Fernández Domínguez, 36

2 Alias, mote o cómo te conocen los demás
Todo aquél que me conoce lo sabe, así que prefiero que sólo sea algo para mis allegados 😉

3 Categoría dirigida en esta temporada 19/20
Alevín masculino

4 ¿Cuáles fueron tus primeros pasos entrenando?
Pues en mi primer año de junior ya empecé a entrenar a uno chicos en edad infantil y cadete del IES Jerónimo González, donde había jugado el año anterior. Poco después también empecé a entrenar a niños del colegio Gervasio Ramos, además del instituto.

5 ¿Qué tal la experiencia en el Club?
Ya llevo tantos años en él que sería muy largo de contar… Pero centrándonos en esta última temporada, te diría que muy contento de haber vuelto a casa. En el club noto un enorme aprecio hacia mí desde todos los estamentos que muchas veces me abruma. También creo que se están haciendo las cosas en la línea correcta y me encanta poder formar parte de esta nuevo proyecto de crecimiento.

6 De la plantilla de entrenadores ¿a quién pondrías de segundo en tu banquillo y a quién cómo rival y porqué?
De segundo a cualquiera de los que están empezando para aconsejarles y guiarles y que no comentan los mismos errores que tuve yo cuando empecé (seguro que seguiré teniendo muchos, pero espero que no tan graves como los del principio). Y en contra, no te sabría decir… Cuando estoy en un partido, bastante tengo con fijarme en los detalles de ataque y defensa de mi equipo y del rival. Por poner un nombre te diría que a Sergio porque son muchos años juntos y creo que nunca llegamos a enfrentarnos ni siquiera en un amistoso 🙂

7 Una palabra que te defina como entrenador.
Ilusión

8 ¿Y una frase?
Pues me voy a apropiar de una que nos dijo en el CES Jota Cuspinera y que me ha marcado enormemente desde ese momento: “Los entrenadores tenemos la terrible cualidad de poder acabar con el talento de un jugador”. Desde entonces soy mucho más consciente de las correcciones que doy en entrenamientos y partidos, sobretodo en categorías de formación.

9. Canción y libro favoritos
Respecto de la música, tengo un gusto tremendamente ecléctico; desde la música clásica y la ópera, al rock ‘n’ roll, el blues, el jazz o el flamenco. Sería incapaz de escoger una única canción. Y algo parecido me ocurre con la literatura. Si bien me encanta leer filosofía – me encantan Nietzsche y Schopenhauer por ponerte dos que abundan en mi biblioteca – también soy muy fan de Stephen King, más de su primera época que de estos últimos años. Aunque si hay un libro que me ha hecho reír a carcajada limpia, y no estoy exagerando, ese es El Quijote.

10. Charla ¿antes o después del partido?
Pues depende primero de la categoría, no es lo mismo llevar un minibasket que un sénior. Además confluyen muchos otros factores: cómo se haya entrenado, el rival, jugar en casa o fuera, lesiones…

11 ¿Cuál es tú filosofía como coach?
Mi filosofía es el pensar y volver a pensar. Siempre le estoy dando vueltas a cómo mejorar según qué aspectos estemos trabajando, cómo poder llegar mejor a los jugadores, cómo tener una buena relación con el entorno que rodea al equipo.

12 La mejor experiencia dirigiendo y porqué
Pues uno de los recuerdos más satisfactorios que tengo fue el último año que estuve en el club antes de irme a Codema. Fue el primer partido del play-out que jugábamos en casa contra Cangas de Narcea para mantener la categoría en primera autonómica. Recuerdo que ese año fue muy duro por la enorme cantidad de bajas que tuvimos y en ese primer partido llegamos a ir perdiendo por 15 puntos (10 abajo en el último cuarto) y nos habían expulsado injustamente a Sergio (Chechu) en el minuto 8 de partido por una supuesta agresión que, al tener el partido grabado, pudimos demostrar que no había ocurrido.

El caso es que el equipo consiguió remontar el partido, ante una grada bastante poblada, y en un ambiente precioso (seguro que en Cangas no opinan lo mismo, jeje).

Al final conseguimos salvar la categoría, eso sí, tuvimos que volver a jugar en casa, porque allí nos barrieron de la pista.

13 ¿Y la peor?
No sé si la peor, pero desde luego una que tengo en el top 3, fue en la temporada 09/10 cuando llevaba el cadete femenino del club en un partido en un colegio de Gijón – no diré cuál fue – en el que el partido estuvo muy muy reñido y la grada no supo entender la tensión y llegó a insultar a las jugadoras. Recuerdo a varias jugadoras pidiéndome que nos largásemos de allí. Fue bastante traumático y además acabamos perdiendo ese partido.

Pero bueno, ese año conseguimos meternos en Final Four y creo que los recuerdos positivos de esa temporada ayudan a que se olviden situaciones tan desagradables.

14 ¿La defensa es el mejor ataque o al revés?
El baloncesto es ataque y defensa; ambos conviven y para mí son tan importante el uno como el otro.

15 Entrenadores que admiras, porqué?
Pues todo aquél o aquella que destile ilusión por el basket, sin importar la categoría. Por ponerte algunos nombres de gente nivel élite a la que he tenido la suerte de poder conocer y debatir de baloncesto: Iván Torinos, Javi Torralba o Toni Carrillo.

16 Jugador y jugadora favorita
Pues sin duda, el mejor jugador de mundo: don Nacho Azofra. Recuerdo que un verano estaba de vacaciones con mi familia en Benalmádena y jugaba un partido de pretemporada Estudiantes contra el Unicaja en el antiguo polideportivo Ciudad Jardín al que, por supuestísimo, hice tragar a mi padre (tendría yo unos 14 o 15 años). De aquella no se llevaba lo de sacarse fotos, pero lo que sí tengo es una libreta con el autógrafo de Alfonso Reyes, Carlos Jiménez, Iñaki De Miguel y, evidentemente, de Azofra.

Y en cuanto a jugadoras, te podría decir muchas que me encantan, pero por haberlas visto en directo (entrenando y jugando) te diría a Jelena Milovanovic – ahora se apellida Brooks – y Jewell Loyd.

17 En estos tiempos que vivimos ¿cómo plantearías el partido contra el Covid19?
Pues tal y como lo estamos haciendo: zona cerradita en pintura y sin moverse mucho.

18 ¿Cuál es tú reto o meta para el próximo año?
Entiendo que te refieres a retos baloncestísticos: seguir disfrutando del minibasket. Me encanta la energía e ilusión que tienen en estas edades; son tan contagiosos que no puedes desconectar de cómo les puedes ayudar a mejorar.

19 Imagínate que te está leyendo una chica o un chico interesado en el basket, o un jugador/a que se plantea volver a las canchas, ¿qué le dirías para que se decida?
Lo primero, que no se preocupe por el nivel que tenga o por si no sabe nada de baloncesto. No es un deporte fácil al principio, incluso puede llegar a ser muy frustrante, pero como todo lo que en esta vida es difícil de conseguir, a medida que se va mejorando, más te va a enganchando.

Si les sirve de ejemplo, yo empecé tardísimo a jugar; mi primera temporada oficial fue mi segundo año de cadete y sólo jugamos 6 partidos en todo el año. Eso sí, me pasaba horas y horas en las canchas jugando pachangas y eso me permitió ir mejorando y acabé jugando varios años en primera autonómica. Sé que no es gran cosa, pero os puedo asegurar que disfruté como un enano cada segundo que estuve con una camiseta de tirantes.